La seguridad eléctrica

La seguridad eléctrica

Cuando se trabaja con electricidad, no hay libertad de acción para los errores, las improvisaciones no las decisiones temerarias.

La seguridad eléctrica es una cuestión de actitud mental (la sensación de que usted desea trabajar en forma segura), conocimientos profesionales y sentido común, que nos atañe a todos, no solamente desde el punto de vista de nuestra propia protección sino de la de quienes nos rodean y del sitio donde vivimos o desarrollamos algún tipo de actividad.

Muchos de los accidentes que se producen con aparatos e instalaciones eléctricas se deben exclusivamente a la imprudencia de los usuarios y al desconocimiento de normas de seguridad básicas.

Las siguientes reglas y recomendaciones generales le ayudarán a prevenir accidentes cuando realice cualquier trabajo eléctrico. Su aplicación oportuna puede salvar su vida o la de otras personas, y su omisión causar la exposición a quemaduras, choques eléctricos, incendios y otras calamidades.

  • No asuma nunca a priori que un circuito esta desenergizado. Compruébelo con probafase, un multímetro, una lámpara de prueba o cualquier otro aparato o instrumento en buen estado.
  • Si está completamente seguro de cómo proceder ante un problema de electricidad, hágalo; si tiene alguna duda, solicite ayuda de un electricista o un técnico calificado.
    No trabaje con bajos niveles de iluminación, ni cuando usted esté cansado o tomando medicinas que induzcan al sueño.
  • No trabaje en zonas húmedas o mientras usted mismo o su ropa estén húmedos. La húmeda reduce la resistencia de la piel y favorece la circulación de la corriente eléctrica. Si el piso está mojado, utilice una tabla seca para aislarse.
  • Use herramientas, equipos y aparatos de protección aprobados y apropiados (gafas, guantes, zapatos, casco, etc.)
  • Mantenga sus herramientas y demás elementos de trabajo eléctrico limpios y en buen estado.
  • Evite el uso de anillos, cadenas, pulseras y otros accesorios metálicos mientras realice trabajos eléctricos. No utilice tampoco prendas sueltas que puedan enredarse. Si usa cabello largo, recójaselo.
  • No utilice agua para combatir incendios de origen eléctrico. Use únicamente extintores de incendio apropiados, preferiblemente de anhídrido carbónico (CO2). También puede servir algunas espumas y sustancias halogenadas.
  • No intente trabajar sobre equipos o circuitos complicados hasta estar seguro de comprender bien como funcionan y haya localizado los puntos potenciales de peligro.
  • Conozca siempre donde se localizan los dispositivos de desconexión de los aparatos e instalaciones eléctricas como enchufes, fusibles e interruptores generales. Si es necesario, márquelos con algún tipo de etiqueta.
  • No elimine las tomas, ni los alambres de tierra de las instalaciones y aparatos eléctricos. Por el contrario, compruebe que estén en buen estado. Las conexiones de tierra protegen personas de recibir choques eléctricos. El conductor de protección verde/amarillo de las instalaciones no debe ser desconectado, eliminado ni empleado par otros fines.

* Una persona que no tenga habilidades para utilizar herramientas básicas o seguir instrucciones escritas no debe intentar realizar instalaciones ni reparaciones eléctricas de cierta magnitud. Cualquier error podría ser fatal o causar daños irreversibles a la propiedad o aparatos.

Compartir

logo-asiecaneic-empresa-instaladora-certificada

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando das el consentimiento y aceptas nuestra política de cookies.